Pasa al interior y ponte cómodo

18.8.09

Señal

Ya queda menos para que vea la luz el libro de poemas Señal, una apuesta editorial de Mundanalrüido (Santander) con textos míos e ilustraciones de Sara Morante. Mundanalrüido cuenta con otro libro en catálogo: Dragón, un cuento de Alberto Iglesias ilustrado por Anna Mer y que ha tenido muy buenas críticas.
La editorial, está arropada por el estudio de diseño Beusual, encargado de la identidad de la tienda y del diseño gráfico de sus colecciones de libros, tareas que realizan con un mimo y entusiasmo especial.
Es todo un honor iniciar una colección de poesía. De ahí mi agradecimiento público a Ainara Bezanilla por valorar mi trabajo e invitarme a compartir dicho proyecto.
Señal es un canto desgarrado y poético al amor, la soledad y la muerte, tal vez las tres palabras que dejen una mayor huella en nuestra piel y en nuestro corazón, como las tres heridas de Miguel Hernández: la del amor, la de la muerte, la de la vida.
De la parte gráfica se encarga Sara Morante, una excelente ilustradora que está devanando, madeja a madeja, cada texto y confeccionando unas imágenes de una extraordinaria fuerza narrativa y poética.
Juan Carlos Mestre, gran poeta y amigo, dijo lo siguiente con relación a Señal, después de leerlo casi en primicia: “Qué libro hermoso, rotundo, desobediente, nuevo, has escrito, que sedición de seducciones hay en él, en su asedio de delicadeza al discurso amoroso, al amor como conciencia perturbadora de la realidad, al cuerpo como espacio simbólico de revelaciones; me ha encantando, literalmente un encantamiento persuasivo y emocionante de la capacidad del lenguaje poético por descubrir las zonas vedadas a la razón y restituir los ocultos sentidos de la semejanza entre realidad y deseo. Estupendo libro que te agradezco la primicia, y la confianza, de ser lector con privilegio".

Para muestra un botón:
La soledad del bárbaro es, tal vez,
la más secreta de las soledades.

Los ojos de sus víctimas, vacíos de respuestas,
son la prueba inequívoca
del odio con que sueñan a diario,
de lo inútil y oscuro de sus crímenes,
del amor disecado en su recuerdo.

Porque sólo el tiempo salvaguarda sus secretos
más íntimos e inconfesables.

Sólo la sangre adulta de sus ojos,
la rabia que heredaron de algún dios
desposeído y sin arcilla
o el llanto que jamás usaron,
les hace vulnerables a la vida.

Puede que un día de tormenta
el más humano de los bárbaros,
deje en el rostro de su víctima
su tacto arrepentido.

Tal vez una emoción o un sueño
le destrocen un día, de repente,
el cálculo perfecto.

3 comentarios:

  1. :)¿Cuándo se publica? Es por ir pidiéndoselo a la librería...

    ResponderEliminar
  2. Aún faltan algunas cosas: portada, maquetación, corección de pruebas... Te recomiendo paciencia.
    Tendrás que elegir otro regalo para el día de Reyes.
    Raúl

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:08 a. m.

    Y un año después, ¿se puede pedir? Partos difíciles los de la escritura, para cuando ponen tu criatura en los brazos, se te ha olvidado cómo darle el pecho.

    ResponderEliminar