Pasa al interior y ponte cómodo

26.4.08

Internet en la cárcel

Ayer me escribió Gonzalo Moure, gran amigo y mejor escritor, para solicitar mi ayuda con relación a un asunto. Transcribo el email para que la información sea de primera mano y os invito a que la divulgéis y os suméis a la causa:

"Estuve hace poco en una reunión apasionante con los alumnos de 4º A y B de ESO del Instituto Santa María del Mar, de Coruña. Allí, bajo un tutelaje suave de Pilar, desarrollan muchas iniciativas, normalmente en torno a la lectura. Entre otras, mantienen un contacto activo con las presas de la cárcel de mujeres de La Coruña, y en especial con su blog, Chicass10. Y en la reunión, cuando salió este tema, recordé algo que ya había visto en el Penal del Dueso: los presos no tienen libertad de navegación por internet. Todos nos comprometimos en el Santa María del Mar a tratar de llamar la atención de la sociedad sobre este tema. Se trata de difundir el siguiente manifiesto para reunir el mayor número posible de firmas, por lo que si a alguien le parece bien, puede mandarlo a sus contactos, y vamos recogiendo en mi correo electrónico gmt7258@wanadoo.es las firmas. Poned, por favor, nombre, profesión y DNI.

Este es el texto, provisional por si alguien quiere añadir algo importante, del manifiesto:

“Estudiantes, escritores, lectores, gentes preocupadas por la cultura y la libertad, por la justicia y por la verdad, reivindicamos un espacio de libertad para los presos. Pedimos que se abra la ventana de Internet a las presas y presos de nuestro país, reduciendo su castigo a la privación física de libertad, pero sin límite para su pensamiento. Internet es hoy una herramienta imprescindible para el estudio y el conocimiento. Creemos que impedir la libre navegación de los presos es separarlos dramáticamente de la realidad social, es reducir ésta a la recepción pasiva de la cultura escrita, la televisión y la radio sin capacidad de expresión propia. Conscientes de la necesidad de un control para determinados presos por otros determinados delitos, asumimos que esta libertad de navegación tiene que tener filtros tanto de entrada de determinados contenidos, por ejemplo pornográficos o violentos, así como de salida. Los filtros de entrada son ya software disponible para todos los ordenadores, pero para establecer filtros de salida habrá que crear mecanismos de control. Pero dejando fuera tanto esa recepción de contenidos como la posible salida de otros de la misma clase, el espacio que ofrece Internet para la rehabilitación y formación de los presos es infinito. Ni creemos que sea fácil, ni tampoco simple, y hasta puede que no inmediato. Pero pedimos del gobierno y de sus organismos pertinentes, como la Dirección General de Prisiones, una reflexión conjunta para encontrar ese camino de verdadera rehabilitación social de los presos, sin ignorar que la Red representa hoy una gran parte de la sociedad.”

Gonzalo Moure

3 comentarios:

  1. Mi amigo Jesús GE, http://elgritocapicua.blogspot.com

    nos ha hecho llegar esta iniciativa. Yo le he enviado a Gonzalo mi apoyo por a-mail

    Ya nos direis cómo seguir el asunto.

    Un abrazote

    Viktor Gómez

    ResponderEliminar
  2. Te invito a ver esta otra iniciativa, Un proyecto desde la actividad de punt òmnia, destinada a internos clasificados en segundo grado de diversos módulos y el área de salud mental(SJdD) del Centro Penitenciario Quatre Camins (Barcelona)
    peatonet.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9:52 p. m.

    En mi opinión los presos no supieron aprovechar los privilegios de ser libres, estando libres. Los espacios de ocio como la radio, la TV y el internet son parte de éstos privilegios. Si esporadicamente se les regresan estos privilegios, ¿dónde queda exacatamente el castigo?

    ResponderEliminar