Pasa al interior y ponte cómodo

24.3.08

10 palabras para sobrevivir a un diluvio

[... ] El Diluvio Universal me lo sabía de memoria. Nos lo habían contado mil veces, pues la Biblia era en aquella época una fuente inagotable de relatos. Si un niño oye que se está produciendo el Diluvio Universal, cree a pies juntillas que se está produciendo el Diluvio Universal que, lógicamente, no tardaría en llegar a Madrid. Me metía en la cama imaginando formas de escapar cuando las aguas empaparan mi colchón y me preguntaba cómo, siendo mi padre una buena persona, no había sido advertido con tiempo para que fabricara un Arca como la de Noé en la que librarnos de aquella maldición. [...]

Juan José Millás
Postales con lodo


No puedes plegar un diluvio y
guardarlo en la gaveta.

Emily Dickinson



Diez palabras

Dime cuáles son para ti
las diez palabras más bellas de la lengua castellana
y te diré quién eres

Nicanor Parra


Para mí
la primera barcarola
porque es mentira y además se puede
cantar en más de dos idiomas

la 2 podría ser
un adjetivo en femenino

blanca

la tres, tálamo,
no necesita explicación

4 cincel
5 amapola
epitalamio puede ser la sexta
aunque tal vez suena algo rebuscada
amor sería más fácil
pero también más tonto
la siete bocamanga

podría escoger ángel
pero prefiero feria
sí, feria es la octava
la novena palabra es artefacto
(siempre me gustó)
la décima vergel

Gonzalo Escarpa
Fatiga de Materiales

Paraguas
La palabra “paraguas” nos permite resguardarnos del agua cuando diluvia sobre los tejados y los corazones.

Pero como dice Rafael Pérez Estrada en uno de sus poemas:
"En ocasiones es fácil confundir a los paracaidistas náufragos
con las grandes medusas"
l
Diccionario
El diccionario está lleno de palabras. Es el arca de la RAE, donde los académicos de nuestra lengua meten casi todo lo que está a nuestro alrededor o en nuestro interior. En un diccionario cabe la palabra "mundo" pero también la palabra "corazón" o la palabra "montaña".

Diccionario, no eres
tumba, sepulcro, féretro,
túmulo, mausoleo,
sino preservación,
fuego escondido,
plantación de rubíes,
perpetuidad viviente
de la esencia,
granero del idioma.

Pablo Neruda
Nuevas odas elementales

Botella
Hay quienes ahogan sus penas en alcohol porque nunca se atrevieron a enfrentarse a la realidad.
Y hay quienes confían en las botellas como portadoras de mensajes, con la esperanza de que lleguen a alguien que pueda salvarnos. Incluso hay quienes son capaces de meter barcos en ellas.

SOS

El náufrago trató de arreglar la radio, pero estaba indeciso con el cable: ¿ese o ese?

Raúl Vacas
Letra pequeña. Abecedario mínimo


Botella al mar

Pongo estos seis versos en mi botella al mar
con el secreto designio de que algún día
llegue a una playa casi desierta
y un niño la encuentre y la destape
y en lugar de versos extraiga piedritas
y socorros y alertas y caracoles

Mario Benedetti
Fragmento de "Botella al mar"


Libro
Leer y escribir nos permiten sobrevivir a cualquier diluvio. Un libro, si no es muy pesado, puede ser la mejor balsa; el mejor arca donde guarecernos. Robinson Crusoe, de Daniel Defoe, por ejemplo, nos cuenta muchas formas de sobrevivir siendo náufrago.


Los libros. Su cálida,
tierna, serena piel. Amorosa
compañía. Dispuestos siempre
a compartir el sol
de sus aguas. Tan dóciles,
tan callados, tan leales.
Tan luminosos en su
blanca y vegetal y cerrada
melancolía. Amados
como ningunos otros compañeros
del alma. Tan musicales
en el fluvial y rebosante
ardor de cada día.

En un ejemplar de las Geórgicas

Cebolla
El llanto es una buena forma de sobrevivir. Las lágrimas desahogan.
Todos los sentimientos encuentran en el kleenex su mejor tabla de salvación. Dice Luis Pastor: “Puedes olvidar con quien has reído pero nunca olvidarás con quien has llorado”.



Prismáticos
La mirada puede salvarnos de cualquier diluvio. Si estamos atentos para avistar tierra, para interpretar los signos del cielo, para observar cuanto sucede a nuestro alrededor seguro que llegaremos a buen puerto.
Todo lo que está ante nosotros es poesía. Sólo tenemos que aprender a mirar.



Mi mirada me espera en las cosas,
para mirarme desde ellas

Roberto Juarroz.
Sexta poesía vertical

Arca
La palabra “arca” significa, además de “embarcación que construyó Noé”, “caja, comúnmente de madera sin forrar y con tapa llana que aseguran varios goznes o bisagras por uno de los lados, y uno o más candados o cerraduras en el opuesto”. En un arca, como en nuestro corazón o en nuestra mirada, guardamos muchas cosas valiosas que no queremos perder. También los espejos guardan el reflejo de casi todo.

Mi alma es esa casa de madera que arrastra el vendaval.
A veces en la noche yo siento acercarse a un huésped invisible y oigo girar su llave y escucho avanzar sus pasos.

Entonces la poesía, cada pluma arrancada a las alas de un ángel, es la semejanza de una casa en el aire, el portal luminoso, las ventanas abiertas, el que empuja la puerta y el que entra seguro y se acerca hasta el arca y reparte los dones.

Juan Carlos Mestre, en “El arca de los dones”

Tapón
Quitar el tapón de la bañera supone dejar que el agua que limpia nuestro cuerpo fluya hacia los desagües.
También nosotros podemos, en ocasiones, quitar el tapón de nuestra cabeza para que sueños, ideas, proyectos y poemas desborden nuestra vida.
La imaginación es un auténtico diluvio del que podemos sacar provecho o en el que nos podemos ahogar.

Barcarola

barcarola. (Del it. barcarola). 2. Canto de marineros, en compás de seis
por ocho, que imita por su ritmo el movimiento de los remos.
D.R.A.E.

La música nos salva del miedo, nos ayuda a crecer, a ocupar nuestro tiempo. Los marineros cantaban canciones para sentirse vivos, acompañados por el compás de las olas. Pero procuraban no perder nunca el rumbo ni dejarse embaucar por el canto de las sirenas.

El sonido del corazón, su golpeo continuo, es la mejor de las músicas, sobre todo cuando irrumpe el amor

Dios
Creer es importante. Hay quienes creen en el Dios que pactó con Noé (tras el diluvio) una alianza y que recordamos al ver una paloma (señal de paz) o el arcoiris. Pero también hay quienes creen en otros dioses muy distintos, incluso se agarran al amor, a la esperanza, a la vida para tener una razón que les permita crecer y luchar.Si el mundo estuviera en nuestras manos. Si fuésemos Dios que haríamos...


Chicos de Gençana en el taller:


1 comentario:

  1. QUÉ MARAVILLA, RAÚL!!!

    NO PUEDO DECIR MUCHO MÁS...

    ResponderEliminar