Pasa al interior y ponte cómodo

4.2.07

Las manos


Tal vez lo más valioso de mi cuerpo sean las manos. Unas manos que se aferran al cuerpo y que conocen la caricia exacta, el apretón sincero.

Me gustan las prendas hechas a mano, las palabras manoseadas, las manos capaces de hacer magia, las manos que operan, los mano a mano.
No me gustan las manos que manipulan, ni las manos de hierro, ni las manos largas o las manos blandas como las de los hombres sin hueso ni los besamanos.
Me gustan las manos limpias, las manos llenas de chapapote, las manos pintadas solicitando el vuelo de la paz, las manos que hacen música en el manubrio, la mano izquierda.
No me gustan los que roban a manos llenas, los que untan la mano, los que se traen entre manos maniobras extrañas, los que levantan la mano (y no para hablar). No me gustan las bombas de mano.
Me gusta ser mano en el juego, echar una mano, estar siempre a mano, ponerme en buenas manos. Me gusta la mano que mantiene, la mano que masturba, la mano que manufactura, la mano bien metida en la falda, la mano que da vida a unas sombras, el equipaje de mano.
No me gusta echarme las manos a la cabeza, la mano dura, ir de mano en mano como la falsa moneda, ni llegar a las manos o a manotazos. Y tampoco me gusta estar a trasmano.
Me gusta tener siempre a mano un periódico para buscar, en los anuncios por palabras, alguna oferta de segunda mano: se necesita mano de obra para construir un sueño a medida. Se ofrecen manos para manicura. Empresa líder en el sector busca amanuense para escribir un manifiesto contra la mano siniestra. Recibimos con la mano abierta, de antemano. Abstenerse todos aquellos que se lavan las manos.
Pero también te quiero a ti por tus manos. Y con la mano en el corazón, y con palabras de Benedetti, te pediría una y otra vez la mano: “Tus manos son mi caricia / mis acordes cotidianos / te quiero porque tus manos / trabajan por la justicia”
(A los amigos de “A mano cultura” de Salamanca)


Fotografía: Pedro Pablo Sara

Publicado en el semanario "Avuelapluma" de Cáceres

8 comentarios:

  1. Hola, me he dado un paseo por tu blog, lo que he visto me ha gustado, pero me ha maravillado el post sobre LAS MANOS, muy bueno si señor, con el punto final del MAESTRO Benedetti.
    He linkeado tu página.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Hoy has venido a mi instituto y me ha gustado mucho el taller de poesía. Como has coemntado que tenías un blog, he decidido buscarlo y pasarme a husmear un poco. =_=' Tengo que reconocer que lo único que he leído a fondo es esta entrada, pero volveré...

    Las manos...se dice que cuentan mucho del propietario, pero yo no sé leer. Así que me conformo con ser una maniática de las manos limpias.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. Tengo desde que tengo uso de razón una manía con las manos. Esa mano que te tienden para estrechartela y saludarte, o esa mano que te acaricia. Para mí las manos es una parte muy íntima de una persona, por ellas y con ellas llegamos al otro fisicamente y esa manera de llegar al otro dice mucho de lo demás.
    Un aprentón de manos

    ResponderEliminar
  4. Gracias yraya por linkear mi blog y feliz paseo por esta geografía.

    Ailën: Disfruté mucho en Tudela de Duero. Qué suerte de patio con pinar privado en vuestro instituto.

    Francesca: También yo tengo manía o debilidad por las manos (que sería de mí sin ellas). Me gusta, sobre todo, leer entre sus líneas.

    ResponderEliminar
  5. Hola Raul, Encantado de conocer(tu blog)-te.

    Me iba a casa en el autobus nocturno leyendo "avuelapluma" cuando la dirección de un blogspot me sorprendio sobremanera.

    E de decir que tu estas en otro nivel, que solo sale arte de tus manos, y que mis mas sinceras felicidades por todo este trabajo que todos podemos disfrutar.

    Si dispones de mucho, mucho tiempo libre, entra en mi Blog, en el que escribo lo primero que me llega y de la forma mas bruta, sin pulir, pero me gustaria dar un paso, y poner forma a mis "escritos"

    www.javihum.tk

    Sin otro particular, un saludo atentamente

    hUm

    ResponderEliminar
  6. ... manan manos, manan manos, manan manos ... ¿de qué fuente se trata? Un abrazo, Raúl. Por cierto, ayer ladré (literalmente) a una muchacha y me gustó. ¡Que me encierren!

    ResponderEliminar
  7. Gran escrito...felicidades por él (y gracias, por supuesto!!)
    A mi también me suelen llamar la atención las manos.
    Mañana vuelvo a Salamanca. Espero poder asistir a alguno de tus talleres.
    Saludos,
    Oceano

    ResponderEliminar
  8. Siempre es una suerte tenerte a mano.

    ResponderEliminar