Pasa al interior y ponte cómodo

16.12.06

Feliz Vanidad



Hace un mes, al pasar por la Plaza de Carmelitas, unos niños me pidieron el aguinaldo a cambio de una canción. Cada año se anticipan más estas fechas.


Ya es Navidad, a pesar de que muchos escaparates, el Corte Inglés y los anuncios de la tele la lleven anunciando desde hace un mes.
De estas fechas me gustan los abetos blancos que bailan con el viento como si llamaran a los pájaros. Me gusta el sonido de moscatel de las campanas. Me gusta la alfombra llena de pisadas reales y papel de regalo.
Me gusta que haya muñecos de nieve que se metan el dedo en la nariz de zanahoria. Y paisajes de invierno. Y bolas de papel. Y guirnaldas. Y que la gente coma polvorones y cante villancicos con la boca llena.
Pero hoy prefiero imaginar la Navidad de hace 2006 años. Inventar a la Virgen empadronando al niño, dándole la teta, vacunándolo contra la polio y la tosferina, cambiándole los pañales entre tomillo y romero y llevándolo al quirófano para operarlo de vegetaciones.
Hoy prefiero desenchufar las luces del belén para escuchar el hipo de los peces del río. Remendarme y no quitarme el remiendo. Colocar en el portal un burro “pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón” como Platero.
Esta Navidad no brindaré en vano, ni cantaré oxidados villancicos ni comeré a destiempo las uvas pasas. Este año me enjuagaré los labios con la nieve que sobró de enero y que guardé, durante un año, en el cajón de la mesilla.
Luego caminaré perdido entre los charcos de turrón y las alfombras rojas, con el deseo de que éstas sean, verdaderamente, unas Felices Fiestas.

Paz, amor y pedreas para todos.

8 comentarios:

  1. Anónimo8:10 p. m.

    Feliz navidad para ti también, Raúl.
    Que tus deseos se cumplan este año.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. pues yo te regalo un sonido;
    el que produce el travieso sol por la mañana, empeñado en deshacer el trabajo nocturno del cenceño en la arboleda.
    Es un quebrarse casi imperceptible en el cristal del hielo y un "chap" de gotitas estrelladas.
    Es mi concierto preferido en año nuevo. ¿Lo compartimos?

    ResponderEliminar
  3. Me quedo también con tu particular Navidad. Felices fiestas de verdad.
    Enhorabuena por el blog.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. vale, pues peor para ti

    ResponderEliminar
  5. Mis mejores deseos para este 2007, maestro.
    Un abrazo en espiral.
    Feliz vanidad para suted también.

    ResponderEliminar
  6. rigoletto6:40 p. m.

    Aunque llego tarde a este Blog, que encontré por casualidad, como te conocí hace años -muchos, muchos años ya- te deseo un muy feliz 2007. Algo me dice que este año va a ser el mejor: aunque no pueda serlo para todos a ti te lo deseo de corazón, que te lo mereces. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. rigoletto6:47 p. m.

    hola, Raul, aunque llego tarde a tu blog -acabo de descubrirlo- yo también quiero desearte un feliz año 2007, te lo mereces

    ResponderEliminar
  8. rigoletto6:49 p. m.

    hola, Raúl, aunque llego tarde a tu blog, yo tambien te deseo un feliz año 2007, que te lo mereces. un abrazo

    ResponderEliminar